NOTICIERO ICAIC LATINOAMERICANO: HISTORIA Y ESTÉTICA DE LA REVOLUCIÓN CUBANA por  Andy Muzalf , Cinthya Cabrera

Este 6 de junio se cumplen 58 años del Noticiero ICAIC Latinoamericano. Lo que comenzó como un encargo de Alfredo Guevara a Santiago Álvarez para narrar audiovisualmente todos los cambios que se estaban llevando a cabo luego del triunfo revolucionario de 1959, terminó por convertirse en ese monumento del cine y el periodismo cubanos que es hoy, y en un laboratorio de experimentación estética sin precedentes en América Latina.

El Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC) fue la primera institución cultural fundada tras el triunfo de la Revolución cubana, lo cual demuestra la importancia otorgada entonces al cine como medio para validar y difundir los cambios económicos, sociales y culturales que se estaban produciendo en Cuba. Con el Noticiero se quería, desde lo simbólico, derrumbar viejos paradigmas y refundar la cultura nacional.

Al exhibirse la primera edición de Noticiero ICAIC, en 1960, existían ya en Cuba otras distribuidoras de cine con sus ediciones informativas (El nacional, el Noticiero América y el Noticiario Noticolor), pero más tarde fueron expropiadas por llevar adelante una política de boicot al proceso de nacionalización iniciado en agosto de 1960.

Cuando se le propuso dirigir un noticiero de nuevo tipo, que saliera al paso de los anteriores, Santiago Álvarez contaba con 40 años. A diferencia de Julio García Espinosa o Humberto Solás, Santiago no había pasado por ninguna escuela de cine o profundizado en la teoría cinematográfica como aquellos. ¿Por qué Alfredo Guevara confía entonces en Santiago para emprender un proyecto de tanta envergadura?

Guevara y Álvarez se habían conocido años antes del triunfo revolucionario. Ambos habían formado parte de la Sociedad Cultural Nuestro Tiempo, núcleo de gran parte de la intelectualidad cubana con ideas de izquierda y cuyas actividades fueron las bases de la futura política cultural de la Revolución. Entre estas actividades se encontraba la organización de cineclubes, a los que Santiago asistía regularmente. Esto, unido a una fuerte relación de amistad que creció dentro de las acciones de la Sociedad, hace que Alfredo Guevara ponga en manos de Santiago la realización de un noticiero diferente, que estuviera en sintonía con el espíritu renovador de la misma Revolución cubana. Había dado con el hombre indicado.

Santiago no solo cumple el encargo: desde la experimentación más radical y el compromiso político evidente, creó además un estilo de trabajo que rompe con los cánones establecidos del cine y del periodismo, para hacerlos confluir a ambos en una propuesta estética y ética que propuso modos otros de ver los contextos y las realidades.

¿Cómo lo logra? Por una parte, Santiago Álvarez buscaba narrar la realidad, la historia diaria, la crónica de una vorágine revolucionaria transversal a todos los aspectos de la cotidianeidad cubana. Este deseo lo canaliza a través del periodismo. Por otra parte, en el cine encuentra el cómo, los recursos, la estética que debía adoptar para contar esas historias. Es así que su obra resulta una confluencia vanguardista entre cine y periodismo, que dio lugar a lo que el propio Santiago Álvarez definió como “ejercicio periodístico subjetivo”.

Santiago decía que los cineastas debían ser ante todo revolucionarios y, a partir de ahí, se podía ser seguramente buenos cineastas. Por eso su obra es tan sincera y su personalidad está tan fuertemente marcada en ella. El cineasta representó el paradigma de nuevo creador, capaz de vincular de manera orgánica arte y compromiso.

En efecto, más allá de la importancia del Noticiero como cronista del Tercer Mundo y del amplio abanico de temas que abordó, es la forma de contar los hechos lo que más impacto ha producido siempre en quienes se acercan a él. Tanto en los Noticieros como en los documentales (que muchos tienen su génesis en los primeros), Santiago hace que la banda sonora dirija la significación y encauce el mensaje respondiendo a su intencionalidad y teniendo en cuenta que imagen y sonido son códigos interrelacionados. No utiliza los sonidos como complemento de la imagen, sino como parte vital del relato. Es por tal razón que no podemos entender la obra alvareziana sin descifrar qué hay detrás de la música y de los sonidos que empleaba: no estaban empleados al azar, sino de tal forma que generaban sentido por sí solos: intervienen e interrogan lo que ocurre a nivel de imagen.

Ahí están para demostrarlo Noticieros como el que dedicara a Benny Moré, donde se emplea por primera vez música popular para narrar un sepelio (precisamente el del Bárbaro del ritmo). O Now! (originalmente concebido como Noticiero), en el que las imágenes (montadas en collage exquisito) responden en tiempo y sentido a la canción Hava Nagila, en versión de Lena Horne, y que muchos sitúan como el antecedente del video clip. Y así con otros tantos Noticieros en los que utilizó la música de la forma más provocadora y audaz.

Santiago Álvarez creó, efectivamente, un estilo de trabajo y de representación de los hechos a partir de ideas propias que él tenía de los acontecimientos (muchas veces eran ideas-sonidos pues tenía una cosmovisión muy musical del mundo). Estas particularidades de su propuesta ideo-estética, mezcla de periodismo cinematográfico y “periodismo subjetivo”, lo ubican dentro de los paradigmas de la documentalística cubana y mundial.

“No creo en la objetividad de nadie –decía Santiago–, por lo tanto, no soy un periodista objetivo, al contrario, muy subjetivo. Mis documentales, entonces, están realizados con toda la intención de decir lo que pienso”.

El Noticiero ICAIC Latinoamericano es exactamente eso: la interpretación de Santiago Álvarez del mundo que le tocó vivir, a través de su particular sensibilidad artística y de su compromiso político. Es la historia y la estética de la Revolución cubana.

Fuente: Cubadebate

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s