COLOQUIO, SOBRE LA PARTICIPACIÓN CUBANA Y ESPAÑOLA EN EL II CONGRESO INTERNACIONAL DE ESCRITORES EN DEFENSA DE LA CULTURA EN VALENCIA, 1937

En La Habana tendrá lugar un Coloquio, los días 10 y 11 de julio, sobre la participación cubana y española en el II Congreso de 1937 y el compromiso de la cultura contra el fascismo y en defensa de la República, convocados por la Fundación “Nicolás Guillén” y la Asociación Valenciana de Amistad con Cuba “José Martí”

Nicolás Hernández Guillén, nieto del Poeta Nacional de Cuba y presidente de la Fundación “Nicolás Guillén” visita València para presentar el libro “España. Poemas y crónicas sobre una guerra antifascista”, por el 80 aniversario del II Congreso de Intelectuales en Defensa de la Cultura de 1937 y el 115 del nacimiento de Nicolás Guillén, fechas que servirán de marco para le celebración del Coloquio.

Está previsto que realicen ponencias los intelectuales españoles Pascual Serrano, Carmen Domingo, David Becerra, Carlo Frabetti, y los cubanos Miguel Barnet (presidente de la UNEAC), Nicolás Hernández Guillén (presidente de la Fundación Nicolás Guillén), Víctor Casaus (Centro de Estudios Pablo de la Torriente Brau), Ivonne Sánchez, Caridad Massón, Ana Suárez, Graziella Pogolotti, Denia García, Ángela de Mela, Ana Cairo, Víctor Joaquín Ortega, Jorge Domingo, Enrique Saínz, Virgilio López, Nuria Gregory, Áurea Matilde, Ricardo Hernández y Norberto Codina.

Una exposición fotográfica, presentaciones de libros, lecturas dramatizadas con la actriz española Eva González y la actriz cubana Verónica Linh, y otras actividades culturales complementan este Coloquio que analizará la significación de aquel II Congreso, el papel de los intelectuales españoles y cubanos en el mismo y en defensa de la República, y el impacto de la guerra en la infancia y en la mujer.

También reflexionará sobre los retos actuales de la Cultura frente a los desafíos del siglo XXI, como las guerras, el papel de los intelectuales y el compromiso con la verdad y la transformación social, la lucha frente a los valores hegemónicos del capitalismo, entre otros.

Un momento muy especial será un homenaje a dos intelectuales cubanos recientemente fallecidos y que iban a participar en el Coloquio, Guillermo Rodríguez Rivera y Fernando Martínez Heredia.

Este Coloquio tendrá una segunda edición en noviembre próximo, donde una delegación cubana visitará Valencia, junto a otros intelectuales.

Antecedentes históricos.

En julio de 1937, convocado por la Asociación Internacional de Escritores en Defensa de la Cultura, urgidos por la guerra que desencadenó en España la sublevación militar apoyada por los gobiernos fascistas de Alemania e Italia y alentada por la inacción de las potencias  occidentales, se celebró en Valencia, Madrid, Barcelona y París, el II Congreso Internacional de Escritores en Defensa de la Cultura.

Más de 100 escritores, 110 según testimonios autorizados, procedentes de 28 países acudieron a la cita, convencidos de antemano de que ante el riesgo que entrañaba para la cultura y para la vida misma el fascismo emergente, era imprescindible, impostergable acudir. La lista de los participantes incluía a muchos de los que ya eran grandes personalidades de la literatura en el siglo XX o habrían de serlo.

8. Manuel Aznar-Soler

El drama horrible que asolaba a España y el asombroso heroísmo de sus hombres, mujeres y niños impresionaron profundamente a la inmensa mayoría de aquellos escritores, que  reafirmaron sus compromisos, radicalizaron sus convicciones en la certeza de que en España se combatía en defensa de la humanidad y en esa lucha se alumbraba un nuevo hombre, un nuevo mundo, ante cuya suerte no era posible neutralidad alguna. Y así lo expresaron en la declaración final de aquel encuentro, que entre sus logros más trascendentes y perdurables incluyó, el compromiso que alentó la obra de tantos grandes escritores a lo largo del siglo XX.

Más de mil cubanos, se habla incluso de 1400, participaron en los combates de la Guerra Civil española, junto al bando republicano. Eran de la más diversa procedencia: obreros,  empleados, profesionales, militares, intelectuales, artistas. Entre ellos Wifredo Lam y Pablo de la Torriente Brau, caído en combate en Majadahonda en diciembre de 1936. Fue en proporción la más alta participación de combatientes aportada por un país extranjero a la contienda. El apoyo a la República Española, frente a la agresión fascista tuvo entre nosotros un carácter realmente popular, en el sentido que el término tiene de cosa del pueblo.

En el II Congreso Internacional de Escritores en Defensa de la Cultura participó una delegación cubana integrada por Juan Marinello, Nicolás Guillén, Alejo Carpentier, Félix Pita Rodríguez y Leopoldo Fernández Sánchez.

Marinello y Guillén permanecieron en España una vez finalizados las labores del Encuentro, Félix Pita tuvo luego protagonismo en las labores de evacuación y el regreso a Cuba de los combatientes cubanos luego de la derrota de la República. Todos ellos dejaron después de un modo u otro, testimonio de los acontecimientos que vieron o vivieron en España.

La Guerra Civil Española marcó un hito en la amistad y la solidaridad de los pueblos de Cuba y España y especialmente entre los intelectuales y artistas de ambas naciones. Concluida la guerra un buen número de los ex combatientes y simpatizantes del bando republicano encontraron refugio definitivo o provisional en esta tierra al amparo de la amistad y la solidaridad que se habían forjado.

Su presencia entre nosotros dejó honda huella.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s