¿CÓMO OPERA LA CIA? LAS TÉCNICAS DE LA GUERRA PSICOLÓGICA USADAS POR LOS MEDIOS FASCISTAS Y GOLPISTAS DE COMUNICACIÓN

Guerra Psicológica. “El fin de la guerra psicológica es destruir la moral del enemigo para lograr la victoria militar y para ello se emplean dos métodos diferentes, uno el militar y otro el político. El método militar se practica en los campos de batalla, directamente contra los combatientes, mientras que el método político se dirige hacia la retaguardia, básicamente contra la población civil.”

– La primera medida que toma la CIA al rediseñar un periódico para utilizarlo en sus campañas desestabilizadoras es promover al dueño del diario en cuestión para que integre la junta directiva de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). El New York Times citó (artículo del 26-12-1977) a un alto funcionario de la CIA para quien la SIP sería “una fuente de acciones encubiertas”. En un segundo paso, la SIP coloca al país de que se trate, en la lista de regímenes que amenazan la Libertad de Prensa.

El estilo de la primera página cambia drásticamente, adoptando fórmulas sensacionalistas con grandes fotos y titulares. Las noticias locales pasarán a un primer plano. Del resto del mundo sólo se reportarán catástrofes, convirtiendo al planeta en lugar oscuro y amedrentador.

– En un periódico bajo esta influencia de la CIA, los titulares serán siempre de naturaleza negativa, culpando al gobierno progresista, nacionalista, antineoliberal, democrático y social de todos los males que de pronto se abaten sobre el país.

El primer tema en los medios fascistas es el caos económico: porque éste es el más fácil de crear por parte de Estados Unidos. Se suspende la ayuda económica; se niegan los repuestos; la maquinaria de fabricación estadounidense; el Banco Interamericano de Desarrollo, el Banco Mundial y la banca privada de ese país cortan los créditos; se incentiva a los empresarios nativos a no invertir y a generar más desempleos haciendo despidos masivos. 14600577493723

14600624444589
La foto icónica del desabastecimiento en Venezuela es propiedad de Reuters, fue tomada el día 26 de Agosto del año 2011 por la fotógrafa Allison Joyce en Nueva York. Ver los letreros en inglés que en las circuladas no se distinguen.

– El siguiente tema es el caos social y político: los periódicos llenan la primera plana, la radio y la televisión, sus noticieros, programas de opinión y programación con violencia, crisis permanente, muerte, vaticinios, acontecimientos sobrenaturales, un perro que asesina a su dueña, etc. Después de creado el clima de tensión, el gobierno será señalado como el culpable. Primero se acusará a la ideología (Bolivarianismo en el caso venezolano) que el gobierno representa, después al régimen mismo, por insinuación o explícitamente; con humor primero y con terror después; destruyendo la imagen pública y asesinando después a la persona misma.

– La propaganda subliminal: Los ataques indirectos emplean la yuxtaposición o relación de fotos con títulos de otro artículo, la propaganda subliminal y las asociaciones de palabras. El Field Manual of Psychological Operations (FM-33-5) del ejército de Estados Unidos considera que la insinuación pictórica es más eficaz que el ataque directo a los líderes, ya que la población local puede reaccionar adversamente y rechazar este último. La propaganda es presentada como noticia para que tenga mayor éxito las campañas psicológicas. La primera plana parece un cartel o un volante de guerra psicológica precisamente. Durante la Segunda Guerra Mundial el Batallón de Propaganda del Ejército norteamericano producía panfletos que atacaban a los líderes enemigos por insinuación pictórica. Después los panfletos asumieron el estilo y formato de los diarios enemigos. Hoy, la CIA, simplemente toma el diario.

La desinformación es un tipo especial de propaganda “negra” (información falsa en la jerga de la CIA), generalmente apoyada por documentos apócrifos o falsificados, adulterados o atribuidos indebidamente. Ralph McGehee, veterano agente con 25 años de experiencia en la CIA, escribió en el semanario liberal norteamericano The Nation (11-4-1981):BgY-BzdCUAA7H3B1

“Donde se carece de las circunstancias o pruebas necesarias para apoyar la intervención norteamericana, la CIA crea las situaciones apropiadas o las inventa y distribuye mundialmente a través de su “media operations”.

5c1d4-sdvdff.png

De acuerdo con su propósito, las operaciones de guerra psicológica pueden clasificarse en estabilizadoras y desestabilizadoras. En caso de tratarse de un gobierno amigo la propaganda de la CIA intenta crear una imagen positiva del régimen para apoyar su estabilidad. La desestabilización es un término que se volvió famoso cuando el ex director de la CIA, William Colby lo empleó para describir lo que la CIA había hecho en Chile:

“después de haber estudiado el cemento que mantiene unida a la sociedad, el conocimiento se usa para desunirla”.

El Manual de Operaciones Psicológicas recomienda: “estimular discrepancias entre los estamentos militares y políticos; socavar la confianza en los dirigentes; estimular las fricciones de elementos religiosos, étnicos, políticos y económicos entre sí y contra el gobierno; fortalecer a los líderes amigos y debilitar a los enemigos. El mensaje subliminal también se establece por contraste.

– Los símbolos manipulados son aquellos que suscitan o causan fuertes asociaciones emocionales en el público al que se quiere alcanzar. En Chile, durante tres años fueron raras las veces que el diario El Mercurio publicó fotos del presidente Allende en primera plana, pero cada vez que lo hizo el retrato aparecía cerca de titulares que incluían las palabras soviético, comunista, marxista, violencia, muerte, desempleo, caos político, caos económico, corrupción, violaciones, tragedias, enfermedades, etc. Con la simple yuxtaposición o relación de fotos y titulares los líderes revolucionarios y la ideología que representan son asociados con la violencia, muerte, corrupción, enfermedades, plagas, violaciones, etc. Esta técnica también se le conoce con el nombre de Bomba Psicológica, que es la capacidad de generar maremotos y terremotos políticos. La Bomba Psicológica que la CIA hizo explotar en Indonesia mató más gente que la bomba atómica en Hiroshima, porque despertó en la población local odios raciales y fascismo que termino con el asesinato de todos los comunistas de ese país.

– La manipulación de la religión: el Manual de Operaciones Psicológicas del Ejército norteamericano explica que “entre los cristianos la cruz es efectiva como símbolo porque representa gráficamente el sufrimiento y la muerte de Cristo por los hombres”. Si bien puede llegarse a extremos ridículos, la CIA no está haciendo bromas con su manipulación de los periódicos, la radio y la televisión. La campaña de propaganda interna es parte de una ofensiva coordinada con aspectos económicos, diplomáticos y paramilitares. El caos económico que pronostica la propaganda puede llegar a ser real. El desabastecimiento interno y la huelga general también. Las comunicaciones y el transporte son saboteados, resurgen viejos conflictos étnicos, raciales y fronterizos.

Fabricación de noticias, relación engañosa de encabezamientos, artículos y fotografías, correlación de editoriales noticiosos y avisos (o propaganda) políticos de acuerdo con la guía política bisemanal de la CIA, series de encabezamientos que hacen una escalada de cargos o casos de corrupción falsos, la manipulación de miedos subconscientes.

maxresdefault (2)

– Regla de exageración y simplificación: la elección de las noticias interesadas y su desfiguración es muy común en la radio, la televisión y en los periódicos al servicio de la CIA. Lo mismo que el uso de citas desvinculadas de su contexto original. Así, estos medios fascistas y terroristas de comunicación presentan al presidente Constitucional Hugo Rafael Chávez, como el diablo y la fuente de todos los horrores y errores.

– Regla de orquestación de las ideas fundamentales: en el fondo, es una técnica de repetición, ya que se insiste sobre un tema fundamental en la radio, periódicos y en la televisión fascista. Las variaciones vuelven sobre diferentes aspectos del mismo tema. De acuerdo con los distintos públicos se adapta el mensaje central.

– Regla de transfusión: se basa en el principio de que es más fácil reforzar una idea que cambiarla. Para ello se acude a motivaciones y formas de actuar que se encuentran en los sustratos más o menos inconscientes de la población. El racismo, fascismo, estereotipos clasistas operan con esta técnica.

– La repetición sistemática y persistente de unas pocas cuestiones e ideas es muy efectiva cuando se trata de promover deseos o reforzar conductas.

– Las insinuaciones, la implicación y las formas indirectas que penetran solapadamente y afectan el inconsciente son las más utilizadas por los periódicos, la radio y la televisión.

– Las proposiciones siempre son simplificadas para que puedan ser absorbidas velozmente sin necesidad de una reelaboración.

Las incitaciones fundamentales apuntan a los deseos emocionales, mediante promesas y su correspondiente satisfacción.

Todo ese conjunto de técnicas aplicados por la CIA y los medios reaccionarios de comunicación antisocial y terrorista va orientado a lograr la persuasión, sugestión, odio racial y de clases, disminución de las facultades de la razón y aminoramiento del control emocional y cerebral.

Fuente: https://psicologiajuridicaforense.wordpress.com/2011/03/20/guerra-psicologica-y-servicios-de-inteligencia/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s