¿QUIÉN ACUSARÁ A LOS ACUSADORES? por RED DE INTELECTUALES, ARTISTAS Y MOVIMIENTOS SOCIALES EN DEFENSA DE LA HUMANIDAD  

 

¡CON LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA POR SIEMPRE!

Respuesta al comunicado de intelectuales contra el proceso bolivariano de Venezuela

Bajo la implícita formula del “yo acuso” y unas horas antes de la reunión de la OEA en la que se discutiría nuevamente la intervención en Venezuela, más de una centena de intelectuales y académicos latinoamericanos, europeos y norteamericanos, firmaron recientemente una solicitada titulada “Llamado internacional urgente a detener la escalada de violencia en Venezuela”. Dicha solicitada constituye toda una declaración de principios de su posición respecto a la coyuntura bolivariana, elaborando diagnósticos, atribuyendo responsabilidades, y prescribiendo una salida a la crisis que tiene lugar en el país caribeño.

No ofenderemos la inteligencia ni la moral de los suscribientes (algunos verdaderas “vacas sagradas” del mundo académico crítico) poniendo en tela de juicio su compromiso político o sus competencias interpretativas. Asumiremos cada afirmación de la solicitada como lo que es, como una tesis errónea sobre el acontecer del proceso bolivariano de Venezuela. Y como tal, la someteremos a análisis, dando cuenta de que también los acusadores pueden y deben ser acusados. También los intelectuales, además de pontificar desde las encumbradas alturas de las academias, deberán dar cuenta de sus aciertos y sus errores en este dramático impasse continental, que bien podrá significar la clausura conservadora de un ciclo político ascendente, o bien el remanso previo a una eventual segunda oleada progresista y de izquierda en la región. Una derrota de las clases populares latinoamericanas no dejará de salpicar a los intelectuales en su prescindencia orgánica, en su incapacidad pedagógica, o en sus desinteligencias a la hora de calibrar juicios certeros.

El concepto de “guerra de cuarta generación” o de “guerra de baja intensidad”, es mucho más que una hipérbole para señalar la intensidad de una coyuntura específica. Es, más bien, la descripción de toda una estrategia insurreccional del imperialismo norteamericano para roer la joya más dura de la corona: la porfía de una revolución venezolana que, como ha hecho la cubana, viene a ofender nuevamente las aspiraciones virreinales de Estados Unidos respecto de su patio trasero. Más aún si consideramos la vital importancia económica y geopolítica de Venezuela para la reciente administración republicana de Donald Trump. Demostrada está la capacidad venezolana de religar a las experiencias progresistas y de izquierda y de tensionarlas hacia los límites de lo posible con una audaz política de integración latinoamericana, así como su control soberano sobre importantes recursos estratégicos tan caros a los proyectos de desarrollo de los países centrales como el petróleo o la biodiversidad. Sólo Venezuela, partera de este nuevo ciclo histórico, puede, con su caída, sellar su clausura irremediable. Así lo ha entendido Estados Unidos, más no así, pareciera, algunos de nuestros más prestigiados académicos.

Venezuela parece encontrarse en el preciso y doloroso tránsito entre dos de las etapas analizadas por Antonio Gramsci en sus análisis de situación y correlaciones de fuerza (es decir, en el análisis del grado de organización, autoconciencia y homogeneidad alcanzados por grupos sociales antagónicos). Hace tiempo que Venezuela se desplazó eficazmente de un momento meramente económico-corporativo hacia un momento político, con la formación de una identidad popular común al conjunto de las clases populares (el chavismo) y con su confrontación global con las clases dominantes. El fallido golpe de estado de 2002, el desbaratado paro petrolero, y la asunción de un socialismo para el siglo XXI señalan este derrotero. Ahora bien, este momento político sostenido hasta el 2013, y su consiguiente empate hegemónico entre bloques sociales, comenzó a desmoronarse con la muerte de Hugo Chávez Frías y se consumó con el cierre del cerco internacional tras la derrota electoral del kirchnerismo en Argentina y con el golpe institucional a Dilma Rousseff en Brasil. El tercer momento analizado por Antonio Gramsci, el inevitable momento político-militar al que nos estamos precipitando, fue, paradójicamente, alcanzado no sólo por la radicalización endógena del chavismo, como por la reacción envalentonada de una derecha local y trasnacional dispuesta al más descarnado de los revanchismos.

Ahora bien, analizar este momento político-militar en ciernes, implica considerar que las guarimbas de la oposición, el asesinato de referentes chavistas en el campo y en la ciudad, la infiltración incesante de paramilitares colombianos, la formación de milicias bolivarianas, el fortalecimiento de la unión cívico-militar y el patrullaje militar de las costas venezolanas por las potencias emergentes, son mucho más que testimonio de la desbordada pasión caribeña. Son, en cambio, síntomas de toda una etapa que amerita categorías de análisis específicas, para entender la radicalización militarista del imperialismo norteamericano en su largo pero irrefrenable declive global. En nuestra opinión, ignorar la dimensión de este proceso lleva a análisis superficiales que intuyen derivas autoritarias, presuntos autogolpes, o militarizaciones ociosas de la clase política de los gobiernos latinoamericanos. Siempre bajo la óptica de intelectuales propensos a describir “déficit” de democracia por estas latitudes, siempre con la vara de concepciones eurocéntricas y pretendidamente universales sobre lo que ha de ser lo democrático.

Por supuesto que hay un proceso de militarización y una escalada de violencia, pero lejos de ser el resultado de factores internos, esta militarización es permanentemente inducida por la agresión imperialista en todos sus niveles (diplomático, político, económico, militar, mediático, financiero). ¿O debemos enumerar acaso los golpes de estado en Honduras, Paraguay y Brasil que anteceden la presente arremetida? De nada valen las groseras teorías de los dos demonios para analizar las causas de la violencia venezolana: ¿o qué significa entonces el “origen complejo y compartido de la violencia” señalado por la solicitada? ¿O la identificación, aparentemente simétrica, de “extremistas” de derecha y totalitarios de izquierda, que redunda al finalizar el texto en el señalamiento de un único e inaudito responsable de la violencia: ¡el estado y el gobierno bolivariano! ¡Justo quienes insisten en una estrategia de paz!¿Qué deberían haber hecho, según estos intelectuales, Fidel Castro y los revolucionarios cubanos ante la invasión de Playa Girón? ¿Sentarse a parlamentar con diplomáticos inexistentes mientras las bombas atronaban en Bahía de Cochinos? ¿Enfrentar con papeletas electorales los fusiles de los mercenarios? ¿Peticionar cautamente ante la OEA?

El más elemental de los análisis críticos ha de ser capaz de separar la paja del trigo, de distinguir la violencia fundante y la mera violencia reactiva de las clases y los gobiernos populares, y de entender, como Antonio Gramsci, que no hay resolución pacífica o democrática (en el sentido estrictamente liberal del término) a la lucha de clases. Tarde o temprano las clases dominantes, en su impotencia electoral, acudirán a golpes blandos comandados por las corporaciones judiciales o mediáticas, y cuando también estos se muestren inútiles, harán sonar nuevamente la hora de la espada.

Por eso, la pretendida mirada “más allá de la polarización”, ese vano intento de otear una realidad límpida tras las nieblas de una lucha política sin cuartel, se demuestra imposible. Se trata, nuevamente con Gramsci, de “tomar partido”, lo que no significa apoyar enceguecidamente a un proceso político o a su conducción eventual, sino de elegir el campo desde el que se enuncian las críticas y desde el que se cumplen las tareas específicas de la praxis intelectual. El intelectual “orgánico” no es un modelo de intelectual de izquierda, sino el único en sentido estricto: es decir, aquel que reflexiona en conjunto, codo a codo, sin la mediación de pedestales odiosos, con los sujetos populares organizados. No deja de resultar sugestivo que una solicitada firmada por académicos de tan alto nivel prescinda de las más elementales categorías de análisis del arsenal político crítico, dando por tierra con el intento de fundar una caracterización certera sobre el proceso bolivariano. Ni clases sociales, ni dependencia estructural, ni tampoco el imperialismo, aparecen siquiera mencionados en la solicitada, mientras éstas son herramientas que cualquier comunero o comunera venezolana hace tiempo que ha incorporado a su vocabulario político, en lo que constituye otra faceta de un proceso de democratización (y de socialización del poder) bien radical.

Creemos encontrar en la solicitada, en cambio, una fetichización notable de la democracia en sus formatos liberales. Porque, ¿desde qué otra concepción de la democracia es posible juzgar como antidemocrático a un proceso que combate a una Asamblea Legislativa en desacato por juramentar a diputados elegidos de manera fraudulenta, y que ha intentado, sin tener atribuciones constitucionales para ello, destituir cuatro veces al Presidente Maduro, lo que sin duda constituyen intentos de golpe de Estado, pero que, sin embargo, la sostiene plenamente en funciones?¿Desde dónde se intuye una deriva antidemocrática en un proceso que aún moviliza activamente a cientos de miles de personas y que sostiene y amplía elementos democráticos cualitativos como las Comunas y los Consejos Comunales? ¿Dónde están los elementos autoritarios de un gobierno que responde a la agresión institucional y a la violencia callejera con la más protagónica de las respuestas, es decir, con una convocatoria re-constituyente que relance hacia adelante la radicalidad de un proceso largamente estancado por el asedio externo y los errores internos?

Volver a historizar a la democracia, escindir el ideal de sus imperfectas realizaciones institucionales, desfetichizar sus elementos formales y comprender sus nuevas modalidades emergentes, resulta imprescindible para no caer presa de una valoración liberal-republicana y en suma, colonial, sobre qué es lo democrático. Es más, creemos que ni siquiera desde una visión liberal consecuente es posible criticar al proceso bolivariano que, como ningún otro proyecto, supo tomar, profundizar y radicalizar la democracia liberal formal con mecanismos consultivos, plebiscitarios y revocatorios absolutamente inéditos. No hay democracia a secas, democracia pura, democracia al margen de la historia y de las determinaciones clasistas, nacionales, étnicas y sexo-genéricas de la lucha política. Hay, o habrá democracia de los trabajadores, los campesinos, los pobres, los indígenas, los afrodescendientes, los estudiantes, los migrantes, los jubilados, las mujeres. Y ésta solo se conquistará cuando los intereses de las clases populares se impongan: si será por las buenas o por las malas, por métodos consuetudinarios o violentos, por vía electoral o a través de una dolorosa guerra civil, lo decidirán como siempre, los que tienen todo que perder, pero también todo que ganar en Venezuela y en el conjunto de Nuestra América.

Basado en el texto homónimo de Lautaro Rivara (Sociólogo y poeta argentino ), publicado en La Tecl@ Eñe

 

Enviar adhesiones a: endefensadelpuebloenlucha@gmail.com / oficinaredh@gmail.com

 

ADHESIONES

 

ALEMANIA:

  • Rainer Schlittgen, Profesor Emérito. Universidad de Hamburgo
  • Michael Ramminger, Institut für Theologie und Politik, Münster
  • Andrej Palacko. Reportero fotográfico – Periodista Independiente
  • Ricarda Schlittgen, Berlin

 

ARGENTINA:

  • Adolfo Pérez Esquivel. Premio Nobel de la Paz
  • Stella Calloni, periodista
  • Atilio Borón, politólogo y sociólogo. Premio Libertador al Pensamiento Crítico 2012
  • Alicia Castro, ex embajadora argentina en la República Bolivariana de Venezuela y ante el Reino Unido
  • Lautaro Rivara, poeta y sociólogo
  • Verónica​ Grondona Olmi, economista argentina, asesora del grupo GUE /NGL, la izquierda en el Parlamento Europeo
  • Telma Luzzani, periodista y escritora
  • Claudio Katz, profesor de la Universidad de Buenos Aires e investigador del CONICET
  • Julio Gambina, Fundación de investigaciones sociales y políticas, Presidente de la Sociedad Latinoamericana de Economía Política y Pensamiento Crítico (SEPLA).
  • Néstor Kohan, Escritor. Docente de Universidad de Buenos Aires
  • Jorge Beinstein, Profesor Emérito de la Universidad Nacional de La Plata, Argentina
  • Paula Klachko. Lic. en Sociología UBA. Dra. en Historia UNLP. Prof. UNDAV-UNPAZ
  • Manuel Bertoldi – Patria Grande Argentina
  • Carlos Aznárez, periodista, editor de Resumen Latinoamericano
  • Santiago Liaudat, docente investigador. Universidad Nacional de la Plata.
  • Gabriel Impaglione, poeta, dirige la revista literaria Isla Negra. Argentina-Italia.
  • Fernando Vicente Prieto, periodista.
  • Aldo Casas, antropólogo, revistaHerramienta.
  • Guillermo Cieza, escritor, militante popular.
  • Nora Ciapponi, FPDS-Corriente Nacional
  • Sebastián Salgado, Periodista
  • Fernando Stratta, docente e investigador UNLA
  • Silvina M. Romano, Investigadora del IEALC, UBA
  • Miguel Mazzeo, escritor, profesor UBA y UNLa
  • Fernando Bossi, periodista, director Portal Alba
  • Horacio Cerutti, filósofo
  • Martín Ogando, docente e investigador de la Universidad de Buenos Aires
  • Teodoro Pablo Lecman, Poeta, Profesor y Doctor en Psicología UNBA.
  • Gabo Sequeira. Trovador. Argentina
  • José Seoane. Profesor e investigador de la Facultad de Ciencias Sociales – UBA. Grupo de Estudios sobre América Latina y el Caribe – GEAL
  • Roberto Elisalde. RIOSAL/CTA-A
  • Jorge Cardelli,   Sec. de Cultura de La Cta Autónoma
  • Patricia Machado  Usina Cultural Del Sur
  • Sergio Nicanoff, Historiador Docente Uba
  • Fernando Bargas. Emancipación Sur – CABA
  • Mariano Féliz, investigador, profesor universitario
  • Vìctor Ego Ducrot. Fac. de Periodismo y Comunicación Social. Univ. Nacional de La Plata.
  • Esteban Diotallevi, Periodista, editor
  • Horacio López, Ensayista, escritor
  • Dante Ramaglia. Docente Universitario. Investigador.
  • Clara A. Jalif, Prof. Consulta UNCUYO / CONICET Mendoza.
  • Jorge Sanmartino, UBA-IEALC
  • Paula Belloni, LESET, CECS
  • Alicia Naveda, Doctorado en Ciencias Sociales Universidad Nacional de San Juan
  • Eduardo Lucita, EDI
  • Susana Murillo,  Investigadora UBA.
  • Fernando Stratta, docente e investigador UNLA.
  • Beatriz Rajland Prof Facultad de Derecho. UBA, Investigadora en el FISyP, Buenosires.
  • Daniel Campione, Prof de Teoría del Estado. UBA. Investigadora en el FISyP, Buenos Aires
  • Eduardo Schmidt. Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas (FISyP), Buenos Aires
  • Federico Nacif
  • Hebe Livio
  • Sergio Zeta, Contrahegemoníaweb
  • Fernando Cardozo – Relaciones Internacionales, Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) Autónoma
  •  Gonzalo Armúa, Secretaría Operativa ALBA Movimientos
  •  ALBA Movimientos- Articulación continental de Movimientos Sociales hacia el ALBA
  • ATTAC Argentina
  • Movimiento por la Unidad Latinoamericana y el Cambio Social – Buenos Aires
  • MULCS Buenos Aires
  • Movimiento Proyecto Popular
  • Escuela de formación política José Carlos Mariátegui
  • José Steinsleger. Periodista
  • COMUNA (Colectiva en Movimiento por una Universidad Nuestramericana) Frente Popular Darío Santillán – Corriente Nacional.
  • Centro de Estudios para el Cambio Social

AUSTRALIA:

  • Federico Fuentes, periodista.
  • Australian Solidarity with Latin America (Solidaridad Australiana con América Latina, ASLA), Brisbane
  • Australia Venezuela Solidarity Network (Red de Solidaridad Australia-Venezuela, AVSN)
  • Chile Solidarity Campaign (Campaña de Solidaridad con Chile), Melbourne
  • Colombia Demand Justice Campaign (Campaña Colombia Reclama Justicia)
  • Committee for Human Rights in Chile (Comité por los Derechos Humanos en Chile), Sydney
  • Committee for Human Rights in Guatemala (Comité por los Derechos Humanos en Guatemala), Sydney
  • Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional (FMLN) Committee, Sydney
  • LatinAmerica Social Forum (Foro Social Latinoamericano), Sydney
  • Latin American Solidarity Network (Red de Solidaridad Latinoamericano, LASNET)
  • Grupo Mapuche Mawida, Sydney
  • Mapuche Aboriginal Solidarity for Indigenous Land (MASIL, Solidaridad Mapuche Aborigine por las Tierras Indígenas), Melbourne
  • Mapuche Australia Solidarity (Solidaridad Mapuche Australia)
  • United for Colombia (Unidos por Colombia)
  • Australia Cuba Friendship Society (Sociedad de Amistad Australia-Cuba), Western Australia
  • Venezuela Solidarity Campaign (Campaña Solidaridad con Venezuela, Melbourne)
  • Eulalia Reyes de Whitney, Profesora
  • Myriam Raquel Machaín – Sydney -Australia

BÉLGICA:

  • Michel Collon. Escritor y periodista. Coordinador de Investig’action
  • Alex Anfruns. Periodista, articulista de Investig’Action

BOLIVIA:

  • Gisela López, Ministra de Comunicación
  • Juan Ramón Quintana, ex Ministro de la Presidencia y actual Embajador de Bolivia en Cuba
  • Hugo Móldiz. Abogado, periodista y experto en relaciones internacionales
  • Katu Arkonada. Escritor y politólogo.
  • Jorge Mansilla Torres
  • Rebeca Peralta Mariñelarena, México-Bolivia.
  • Luis López – Artista Pintor
  • Sebastián López, crítico de cine
  • Rudy López – analista político
  • Cris González- diplomática y comunicadora
  • Hugo Moldiz – Coordinador del Capítulo Boliviano de la Red En Defensa de la Humanidad.
  • Nahir González- diplomática y artista
  • Luisa López Orellana- analista política, socióloga
  • Javier Larraín- Editor, Historiador
  • Alfredo Chuquimia- Diagramador, Arquitecto
  • Patricia Guilarte- diplomática, periodista
  • Jordán Rodríguez- Editor, periodista
  • Tony González- artista
  • Gonzalo Gosalvez, Profesor de economía política, Bolivia
  • Roxana Marlen Vaca Uriona, Red de Economía Política Crítica, Bolivia

BRASIL:

  • Frei Betto, Escritor
  • Emir Sader, Sociólogo y Politólogo. Escritor.
  • Joao Pedro Stedile. MST
  • Theotonio dos Santos. Sociólogo, Politólogo, Economista. Escritor.
  • Monica Bruckmann, socióloga, científica política y prof. Univ. Federal de Río de Janeiro
  • Luiz Bernardo Pericás, Professor de Historia Contemporánea da Universidade de São Paulo (USP), Ganhador do Prêmio Ezequiel Martínez Estrada, Casa de las Américas, Cuba, 2014.
  • Anita Leocadia Prestes, historiadora y profesora universitaria.
  • Fernando Morais, periodista y escritor.
  • Carlos Alberto Almeida, periodista
  • Marcelo Díaz Carcanholo, Universidad Federal Fluminense, Presidente de la Sociedad de Economía Política de Brasil (SEP).
  • Marilia  Guimaraes. Coordinadora REDH – Brasil
  • Jandira Feghalli. Diputada Federal
  • Lindeberg Farías. Senador
  • María Claudia Badán Ribeiro. Investigadora. Dra en Hist. Social. (IHEAL/Unicamp)​​
  • Gabriel E. Vitullo. Dr en Ccia Política, prof. Universidad Federal do Rio Grande do Norte
  • Sirio López. Velasco, Filósofo. Escritor.
  • Carlos Eduardo Martins– UFRJ
  • Roberto Ponciano – CUT e PT Brasil.
  • Paola Estrada, ALBA Movimientos Brasil
  • Humberto Farías, Nacional / MPA
  • Maria Luiza Franco Busse- Jornalista, Brasil
  • André Takahashi – Sociólogo e militante brasileiro
  • Vanessa Martina Silva, jornalista
  • Carlos Eugênio Paz, Escritor, músico, ex-militante da Ação Libertadora Nacional , ALN.
  • Niemeyer Almeida Filho, Universidad Federal de Uberlandia, Directivo de SEPLA, Brasil
  • Lincoln de Abreu Penna. Historiador e professor universitário
  • Flávio Miranda – Professor da UFRRJ. Brasil
  • Daniel Rodrigues, GEPMARX/UFPE, Recife. Brasil
  • Joana A. Coutinho, UFMA/MA, Brasil
  • Paulo Nakatani, Universidad Federal de Victoria, Brasil
  • Luiz Eduardo Simões de Souza, Universidade federal do Maranhão,  Brasil.
  • Henrique Amorim, economista, Brasil
  • Celi Taffarel, economista, Brasil
  • Luiz Jorge Pessoa de Mendonça, economista, Brasil
  • Milton Pinheiro, Universidade do Estado da Bahia, Brasil
  • Sammer Siman, Universidad Federal de Espíritu Santo, Brasil
  • Jacques de Novion – Departamento de Estudos Latino-americanos, Universidade de Brasília
  • Aurelio Fernandes. Professor de História. Centro Ruy Mauro Marini – CRM
  • Flavio Aguiar, escritor y periodista
  • Elder Andrade de Paula
  • Alexis Benavides
  • José Reinaldo Carvalho
  • Elizabeth Carvalho
  • Acácia Cristina Reis de Andrade, brasileira, Cirurgiã-dentista

CANADÁ:

  • Michael A. Lebowitz, Professor Emeritus of Economics, Simon Fraser University
  • Arnold August, autor y periodista, miembro de la Red en Defensa de la Humanidad (Canadá)
  • James Cockcroft Autor, escritor, poeta, Red en Defensa de la Humanidad
  • Katharine Beeman, poeta, Montreal, Quebec
  • Claude Morin, historiador, Université de Montréal, Canadá
  • José Castro Pozo, escritor, periodista
  • Renée Castro Pozo, Editora, profesora, feminista socialista
  • Richard Fidler
  • Jean-Pierre Daubois, Montréal, sindicalista
  • Susan Stiut, Canadá
  • Migdáleder Mazuera. Teóloga.
  • William K. Carroll, Professor of Sociology, University of Victoria.
  • Ruth San Martin, Socióloga, Toronto.

CHILE:

  •  Marta Harnecker, Escritora. Premio Libertador al Pensamiento Crítico, 2013.
  • Manuel Cabieses, Periodista, Editor
  • Orlando Caputo
  • Francisca Cabieses, periodista, editora
  • Lidia Baltra Montaner, Periodista
  • Francisco Villa, Músico, trovador
  • Oscar Saavedra, poeta
  • Ximena de la Barra, Arquitecto, Cientista Social Chileno/Española.
  • Javier Larraín Parada. Profesor de historia y geografía. Director revista “Correo del Alba”
  • Esteban Silva. Sociólogo, Presidente Fundación Constituyente XXI
  • Jaime Svart,  poeta  chileno  residente  en Atenas, Grecia. Magister  en Literatura  Hispanoamericana  de la Universidad   de Santiago de Chile
  • Rafael Agacino, Chile
  • Graciela Galarce

COLOMBIA:

  • Piedad Córdoba, Luchadora Social
  • Fernando Rendón, poeta, Premio Nobel Alternativo. Directos festival de Poesía de Medellín
  • Hernando Calvo Ospina. Periodista y Articulista
  • Diego Otero PRADA, Rector Uniciencia
  • Francisco Ramírez Cuéllar, Abogado defensor de Derechos Humanos y Laborales
  • Aida Julieta Quiñones Torres, Facultad de Comunicación, Pontificia Universidad Javeriana
  • Gustavo Pinzón – Conacoms, Núcleo Colombia
  • Gabriel Jaime Franco, poeta
  • Gloria Chvatal, pintora
  • Jairo Guzmán, poeta
  • Edgar Montañez, cineasta
  • Álvaro Marín, poeta
  • Winston Porras, pintor
  • Zabier Hernández, académico
  • Wilfrido Jiménez, músico
  • Rafael Quiroz, pintor
  • Beatriz Ortega, comunicadora audiovisual
  • Sofía de la Hoz, periodista
  • Sergio Serrano – Fotógrafo
  • María Fernanda Sañudo, Profesora Universidad Javeriana
  • Abimael Castro, periodista
  • David Palmer, poeta, escritor y reportero Colombo-Canadiense. Primer Secretario de Tareas del Observatorio Internacional de la Diáspora (OID) con sede en Nueva York.
  • José Francisco Puello-Socarrás, ESAP
  • Bernardo Parra Restrepo
  • Berbabé Andrade
  • Rafael Contreras, pintor-escritor colombo-venezolano

 COSTA RICA:

  • Ronald Bonill Carvajal, poeta, Costa Rica
  • Margarita Guido. Psicóloga y Educadora
  • Xiomara Esquivel Vargas. Actriz y Productora de Artes Escénicas

CUBA

  • Roberto Fernández Retamar, Escritor. Presidente de Casa de las Américas
  • Omar González, poeta, escritor Coordinador REDH-Cuba.
  • Casa de las Américas
  • Isabel Monal, Filósofa, escritora.
  • Aurelio Alonso. Sociólogo y escritor. Subdirector Revista Casa de las Américas.
  • Fernando Martínez Heredia. Filósofo y ensayista. Premio Nacional de Ciencias Sociales.
  • Eloísa Xóchitl Le Riverend Morales.  Investigadora, traductora
  • Enrique Ubieta Gómez, ensayista y periodista (Cuba)
  • Waldo Leyva, escritor, periodista y poeta.
  • Vicente Feliú, trovador,
  • Gloria Teresita  Almaguer González, Socióloga, Docente Universidad de La Habana,
  • Graziella Pogolotti. Escritora.
  • Raúl Suarez- Pastor emérito de la Iglesia Bautista Ebenezer de Marianao y Director Fundador del Centro Memorial Martin Luther King (Cuba).
  • Ariana López. Integrante de la REDH-Cuba
  • Joel Suarez- Coordinador Ejecutivo Centro Memorial Martin Luther King (Cuba)
  • Alpidio Alonso-Grau, poeta, director de la revista de poesía Amnios
  • Camila Piñeiro Harnecker – Universidad de La Habana, Cuba
  • Gilberto Valdés Gutiérrez, Investigador del Instituto de Filosofía, Cuba
  • Alberto Pérez Lara, Investigador del Instituto de Filosofía, Cuba
  • Yohanka León del Río, Investigadora del Instituto de Filosofía, Cuba
  • Georgina Alfonso Gonzales, Directora del Instituto de Filosofía, Cuba
  • Felix Valdés García, Investigador del Instituto de Filosofía, Cuba
  • Alcides Garcia Carrazana-  Secretario de comunicación ALBA Movimientos-  Centro Memorial Martin Luther King (Cuba).
  • Jesús Pastor García Brigos, Investigador Titular, Instituto de Filosofía
  • Nevalis Quintana Fernández, Actor y Poeta,
  • Esteban Morales, investigador,  Cuba
  • Damodar Peña Pentón, Mgr.Ccias de la Educ Médica, Esc Latinoamericana de Medicina
  • Fabio Grobart Sunshine
  • Lohania Aruca, historiadora y miembro UPEC
  • Michael Vázquez Montes de Oca, ensayista e investigador
  • Rebeca Mujica.

 

ECUADOR:

  • María Augusta Calle. Periodista y política. Diputada a la Asamblea Nacional.
  • Osvaldo León, Periodista. Director de la Agencia Latinoamericana de Información (ALAI)
  • Irene León. Socióloga y comunicadora. Directora de FEDAEPS.
  • Antonio Salamanca, Profesor Quito
  • Francisco Peralta – Conacoms, Núcleo Ecuador
  • Organización Bulla Zurda

 

EL SALVADOR:

  • Nidia Díaz. Política y dirigente salvadoreña. Diputada. Fundadora del FMLN.
  • Carlos Molina Velásquez, docente de filosofía, Univ. Centroamericana José Simeón Cañas.
  • Héctor Iván Castro Castaneda, Movimiento Ciudadano 5+
  • Ángel María Ibarra Turcios, académico y activista ambiental, Viceministro de Medio Ambiente.
  • Luis Alvarenga, poeta salvadoreño.​ Profesor Centroamericana José Simeón Cañas.
  • Cecilio García. Biólogo. Profesor Universitario Jubilado

 

EGIPTO:

  • Samir Amin. Economista egipcio. Escritor. Especializado en temas del Tercer Mundo

 

 

ESPAÑA:

  • Carlos Fernández Liria. Filósofo, escritor, profesor de filosofía. Ganador del Premio Libertador al Pensamiento Crítico 2010.
  • Ángeles Diez Rodríguez, Dra. Ciencias Políticas y Sociología, profesora de la Universidad Complutense de Madrid
  • Salvador López Arnal, profesor y colaborador de Rebelión.org
  • Constantino Bértolo. Editor, crítico y ensayista
  • Belén Gopegui. Novelista y guionista
  • Ángel De La Cruz Bermejo, Profesor / Periodista, Madrid
  • Alejandro Andreassi Cieri, Profesor (jubilado) Universitat Autónoma de Barcelona
  • José Luis Martín Ramos, historiador, Barcelona,
  • Manuel Martínez Llaneza. Profesor Titular Universidad Politécnica de Madrid
  • Joaquín Miras Albarrán. Presidente de Espai Marx
  • Antonio Francisco Ordóñez, Jurista (Barcelona)
  • Higinio Polo, profesor y escritor. Barcelona.
  • María Remedios García Albert (Madrid, España)
  • Manuel Pardo de Donlebún Montesino, Militar en la Reserva, miembro del Foro Contra la Guerra Imperialista y la OTAN.
  • Samir Delgado, poeta, Islas Canarias
  • Arantxa Tirado. Politóloga latinoamericanista e internacionalista.
  • Sara Rosenberg – Escritora – (Miembro del Foro contra la guerra imperialista y la OTAN)

 

Ver más información en : https://redhsite.wordpress.com/2017/06/03/redh-quien-acusara-a-los-acusadores-respuesta-a-la-solicitada-de-intelectuales-contra-el-proceso-bolivariano-de-venezuela/

Ver todas las firmas: https://redhsite.wordpress.com/adhesiones/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s