LA MANIPULACIÓN DE CONCIENCIA EXISTE por Roilán Rodríguez Barbán

Desde tiempos inmemoriales, pensadores y filósofos se han interesado por la relación entre las influencias manipuladoras sobre el ser humano y su conducta como resultado de esas influencias. Hoy los potentes recursos tecnológicos permiten a las grandes empresas poseedoras de medios de información masiva borrar la barrera entre la realidad y lo ficticio en los medios.

Sin leer el libro de Serguéi Kara- Murza (Moscú, 1939) acerca de la manipulación de la conciencia, cualquiera pudiera pensar que cuando un ser humano que se respete escucha el término, piensa que no lo podrán engañar. Él es un átomo libre de la humanidad. ¿Cómo podrán influenciarlo? Un átomo e eso: un átomo, pero hasta resultó posible dividirlo, aunque la propia palabra átomo signifique indivisible.

El lenguaje y el razonamiento son grandes y complejos sistemas, sobre los cuales se puede ejercer influencia con el propósito de programar el comportamiento humano. El ser humano posee una mentalidad compleja, parte importante de la cual es la imaginación tan desarrollada, que el ser humano vive en dos dimensiones, en dos “realidades” al mismo tiempo: la real y la imaginaria. El mundo imaginario en gran medida (y en primer lugar para muchos) determina el comportamiento humano. Pero ese mundo es muy inestable y dócil; se puede hacer influencia sobre él desde afuera de manera tal, que el ser humano ni se percatará de esa influencia.

En general, la humanidad vive no solo en un mundo físico objetivamente existente, sino también en el mundo artificial creado por ella, denominado noosfera . Ese mundo es el resultado de la actividad consciente del género humano. Al reducir el concepto, se puede decir que la humanidad vive en el mundo creado artificialmente de la cultura. El ser humano, a diferencia del resto de las criaturas vivas, influye en el comportamiento de otros y por ende, en la esfera de la cultura.

El ser humano es un ser social. Como decía Aristóteles, solamente los dioses y los animales pueden vivir fuera de la sociedad. Individuo es una abstracción, una representación ideal del ser humano aislado, la cual se conformó en el siglo XVII al surgir la sociedad occidental moderna. La propia palabra latina individuo es la traducción de la palabra griega átomo, que significa indivisible. En la práctica el mito del individuo es irrealizable; el ser humano surge y existe solamente en la interacción con otras personas y bajo la influencia de ellas. Nuestro comportamiento está siempre bajo la influencia de otras personas.

La propia palabra “manipulación” tiene como raíz el término latino de manus: mano (manipulus: palma de la mano, puño, de manus y ple: colmar). En los diccionarios significa tratar objetos con intenciones, fines determinados (por ejemplo, cuando se hace control manual). Se sobreentiende que para realizar semejantes accione se requiere habilidad y maña.

De ahí surgió también su sentido figurado moderno: tratar con habilidad a las personas, los objetos y las cosas. El Diccionario Oxford de la lengua inglesa interpreta la manipulación como un “acto de influencia sobre las personas, manejo de ellas con destreza, sobre todo con una connotación de de desprecio, como un control encubierto o persuasión.

Uno de los primeros libros, dedicados expresamente a la manipulación de la conciencia, fue El hombre manipulado (1964) del sociólogo de la República Federal Alemana (RFA) Herbert Franqueé. El ofrece la siguiente definición:

En la mayoría de los casos, por manipulación hay que entender una influencia psíquica, realizada en secreto y, por consiguiente, en perjuicio de las personas, a las cuales está dirigida. El ejemplo más simple de ello es la publicidad.

En segundo lugar, la manipulación es una influencia oculta, algo que el objeto de la manipulación no debe percibir. Como señala Schiller, “para que la manipulación tenga éxito, debe mantenerse imperceptible. El éxito de la manipulación está garantizado, cuando el manipulado cree que todo lo que le ocurre es natural e inevitable. Es decir, la manipulación necesita una realidad falsa, donde no perciba su presencia”.

En tercer lugar, la manipulación requiere maestría y conocimientos considerables. Debido a que la manipulación de la conciencia social ha devenido tecnología, han surgido trabajadores profesionales que dominan esta tecnología (o parte de ella). La manipulación es parte de la tecnología del poder.

En el mencionado El hombre manipulado se subraya la particularidad de la manipulación como influencia psíquica:

 “No solo incita a la persona que se encuentra bajo tal influencia a hacer aquello que desean los otros, sino que la obligan a que quiera hacerlo”.

Esta ciencia surgió ya en la época del helenismo para el estudio y la interpretación de los textos antiguos (por ejemplo, de Homero), En la Edad Media el objeto principal de la hermenéutica fueron las Sagradas Escrituras. En la época del Renacimiento, la hermenéutica se convirtió en un método importante en las incipientes “ciencias sociales”. La utilizó activamente Nicolás Maquiavelo, político y pensador, que fundó las bases de una nueva doctrina sobre el Estado. Fue el primero entre todos los teóricos del Estado en afirmar que el poder se sostiene por la fuerza y la aquiescencia (beneplácito, aceptación).

Con sus revelaciones Maquiavelo expresaba un concepto: las palabras de los políticos siempre requieren de interpretación. Él recalcó esta cuestión al máximo, al confesar en una carta del 17 de mayo de 1521:

“Desde hace mucho tiempo, no digo nunca lo que creo, tampoco creo nunca lo que digo y si se me escapa alguna verdad de vez en cuando, la envuelvo en tantas mentiras, que es difícil reconocerla”.

En el siglo XIX, la hermenéutica devino método filosófico generalizado y amplió mucho el círculo de los objetos. Pretendía aprender a “compenetrarse” con el texto para “comprender mejor que el propio autor su significado”. Los más grandes filósofos de nuestro tiempo (Heidegger, Habermas, Foucault), han empleado y emplean actualmente el enfoque hermenéutico.

Hoy la esfera de acción de la hermenéutica como enfoque científico se ha ampliado de forma brusca. La palabra (y el texto) se ha comenzado a considerar solo como la expresión de un concepto más amplio: el signo. Todos sabemos que la información trasmitida puede plasmarse en los más disímiles sistemas de signos. Vestuario, postura y gesto pueden ser más elocuentes que las palabras; son “textos no verbales”. Según la valoración de psicólogos estadounidenses (J. Rush), el lenguaje de los gestos cuenta con setecientas mil señales bien diferenciadas, mientras que los diccionarios más completos de la lengua inglesa contienen no más de seiscientas mil palabras. Mussolini, hábil maestro de la propaganda, expresó: “Toda la vida es gesto”. Pero, aparte de los gestos, existe gran cantidad de sistemas de signos.

Por eso, como principio siempre debemos desentrañar, interpretar cualquier mensaje, independientemente del sistema de signos en que haya sido “empaquetado”. Así que, en general, se puede considerar hermenéutica cualquier ciencia que estudie la interpretación, o sea, que “descubra el sentido oculto en el sentido manifiesto”.

Son muy importantes los significados ocultos en las imágenes (pinturas, fotos, cine, teatro, etc.). Naturalmente, con mayor efectividad actúan las combinaciones de sistemas de signos y si están presentes el conocimiento y el arte, se puede lograr un enorme efecto sinérgico (de cooperación) simplemente gracias a la combinación de lenguajes.

Finalmente, los hechos deben someterse también a la interpretación. Cualquier gesto, cualquier acción, tiene un sinfín de subtextos, donde se expresan diferentes “máscaras” de la persona.

Como se ha determinado, la manipulación es un método de dominio por la influencia espiritual sobre las personas, mediante la programación de su comportamiento. Esta influencia está dirigida a las estructuras psíquicas humanas, se realiza de forma encubierta y su finalidad es cambiar opiniones, motivaciones y metas de las personas en la dirección que precisa el poder.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s