COMO ELPIDIO, MACHETE EN MANO por Lillian Álvarez

La clausura de la feria internacional del libro en Santiago de Cuba este fin de semana fue una fiesta de la cultura cubana en la que se hicieron justos homenajes.

En un recinto repleto de niños se celebró a un símbolo y a su creador: Los 47 años del personaje Elpidio Valdés y el 70 cumpleaños de su padre Juan Padrón. Se supo del nacimiento de ese pequeño criollo, valiente y dicharachero, que en lucha desigual ha sabido librar dos cruentas contiendas: una contra el ejército español en el sigilo XIX y otra contra la gran industria del entretenimiento en el XX y aun en el XXI  .elpidio2

Elpidio ha transmitido a varias generaciones de cubanos las historias de nuestros mambises, repletas de momentos difíciles, vencidos no con superpoderes imaginarios, sino con heroísmo e ingenio verdaderos, con el orgullo y la dignidad que brinda estar guiados por ideales de justicia. Su autor relata en un hermoso libro lanzado en la ciudad de Santiago de Cuba, los orígenes del querido personaje y supimos del trabajo de investigación que exigió de su autor, para lograr que los relatos de la manigua insurrecta presentada en los animados fuera un reflejo, aunque recreado por su inconmensurable imaginación, del escenario y los héroes reales de nuestras luchas independentistas.

Oyendo a nuestros niños hablar con el dejo gracioso del personaje y cantar aquello de “a las balas el pecho siempre da “pensamos cuántos “Elpidios” necesita el mundo que muestren las historias con la fidelidad, la gracia y el orgullo patrio con que lo ha hecho Juan Padrón. Pienso en  la necesidad de que se conozcan las historias de los héroes de los humildes, y que se instalen en el imaginario de niños y jóvenes en el lugar que los intereses económicos e ideológicos de la industria del entretenimiento y de los medios pretenden que ocupen los protagonistas de la farándula o las figuras vacías que son lanzadas con operaciones de marketing al estrellato.

También Santiago fue testigo de otro privilegio: una hermosa conferencia acerca de los versos sencillos de José Martí impartida por Yamil Díaz, en la que, a través de estos versos recorre la vida más personal y las pasiones más sublimes de este cubano universal y excepcional poeta.

hartHomenajear a Armando Hart fue saldar una deuda .A través de la presentación de varias  publicaciones que recogen la vida intelectual y política de quien fuera Ministro de Educación primero y de Cultura después y ocupara un importantísimo lugar en la conformación de una política cultural inclusiva y descolonizadora en Cuba, abre un camino por recorrer en el estudio de su legado,  ético y  profundamente martiano.

La presentación de un libro de fotos y luego de un documental del realizador Omelio Borroto sobre el recorrido de homenaje a Fidel en su fallecimiento, a lo largo de toda Cuba, fue un momento tremendamente emotivo para todos y cerró la Feria Internacional del Libro.

746 títulos nuevos, casi 3 millones de ejemplares de estos y más de 4 millones de ejemplares en general a disposición de los lectores, fue el resultado del esfuerzo del Ministerio de Cultura, del Instituto Cubano del Libro y de la industria poligráfica por una alternativa culta, propia y digna, en esta pelea cubana contra los demonios de la ignorancia, el sinsentido y la indiferencia. Este pequeño país se ha propuesto seguir construyendo una sociedad mejor y los libros son de las mejores armas para ello.

Nuestra feria del libro no es eco de los textos banales que cuentan las vidas privadas de personalidades construidas por los medios sin nada digno y hermoso que aportar, son títulos de la mejor literatura, del conocimiento en general, de la historia de los nadies, textos relevantes para la memoria de Cuba y la universal. Es de señalar que cerca del 20 porciento de los títulos publicados son de autores extranjeros que han cedido sus derechos por respeto al trabajo que hace Cuba por el libro y la cultura en general.

Un dato importante fue revelado en la clausura: durante el periodo revolucionario en nuestro país se han producido, en sus casi seis décadas, 113 711 títulos y 1 107 062 416 ejemplares. Pero no estamos satisfechos. Cuba volverá a acometer una campaña por la lectura y en pos de mejor literatura. Según las estadísticas se han comprado en esta feria más de un millón de libros pero el reto es ahora para que esos libros sean leídos, para que el hábito de lectura sea recuperado por nuestros niños y jóvenes y pueblo en general.

Si bien la guerra cultural necesita de la deconstrucción de los montajes y manipulaciones con que se pretende atontar al receptor ingenuo y la revelación de sus esencias mediante la formación de una apreciación crítica de lo que se nos ofrece, se libra también con el reconocimiento de todos los valores que identifican nuestro proyecto y a sus protagonistas, con la promoción de la cultura más auténtica, la que refleja las contradicciones y búsquedas que nacen en el proceso de construir una sociedad diferente, la que bebe de fuentes otrora excluidas o marginadas, la que profundiza en el universo simbólico que rodeó la conformación de nuestra nacionalidad o en las dudas que nacen hoy de nuestros temores colectivos como especie amenazada.

Sirva este esfuerzo de la cultura cubana como un aporte ínfimo a la colosal guerra de las ideas que se va convirtiendo cada vez más en un escenario de operaciones en el que tenemos que aprender a combatir como nuestros mambises,- y como Elpidio-, machete en mano.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s